Protagonistas de grandes Avivamientos

Charles Finney (1792-1875): su historia se puede escribir con una sola palabra: avivamientos. Los estudiosos del avivamiento concuerdan en que Finney fue la punta de lanza de uno de los más grandes avivamientos ocurridos en la historia de la Iglesia. El suyo es un record de medio siglo de avivamientos que no tienen paralelo en los Estados Unidos de América. A donde quiera que iba su predicación y enseñanza encendían fuego espiritual e influenciaban a toda la comunidad con el Evangelio. Laiglesia se movió durante el despertar de los avivamientos de Finney, y un estimado conservador calcula en 500,000 el número de personas convertidas como resultado de su predicación


Juan Wesley Cabalgó alrededor de 400.000 km a través de su país y predicó en miles de reuniones evangelísticas. En su propio púlpito, el ministerio pastoral y enseñanza llenaba los bancos de la iglesia y se derramaba sobre otras congregaciones; unificó eventualmente a la iglesia en un cuerpo fuerte. Pero el impacto de la vida y ministerio de Juan Wesley va más allá de los límites de Inglaterra y de los confines del Metodismo. Su testimonio de salvación y santificación aún se refleja a través de sus himnos, libros y biografías


Charles H. Spurgeon, conocido como “el príncipe de los predicadores” entre los evangélicos.
Es el predicador más leído de toda la historia. Sus mensajes escritos llenan 63 volúmenes. Llegó a tener la congregación más grande existente para sus tiempos, y durante su vida, se estima que predicó a más de 10,000,000 personas. Para 1865, se vendían sus mensajes impresos semanalmente a más de 25,000 personas, y se llegaron a traducir en más de 20 idiomas.
¿cuál fue el secreto de su éxito?
El mismo lo atribuía a la unción del Espíritu Santo en su vida. Dijo: “Constantemente es mi oración que sea el Espíritu quien me guíe aun en las partes más pequeñas y menos importantes de los servicios...”

4 comentarios:

I.D.C dijo...

bendiciones marcelo estoy totalmente de acuerdo con vos debemos ser excelentes en todo y protestar por eso somosprotestantes

Nano dijo...

Y qué de Jonathan Edwards y su famoso mensaje "Pecadores en manos de un Dios airado", que remeció a la iglesia en Estados Unidos. Si se da cuenta, es la exposición fiel y sincera del evangelio, sin adiciones y sin tapujos, lo que es capaz de encender el fuego de Dios en la iglesia de Cristo. Necesitamos que Dios nos hable y someternos a Su Palabra.
Bendiciones.

Anónimo dijo...

Ese hijo de pastor se ve demasiado soberbio

andy dijo...

amen se necesita ser radical en cuanto a la palabra de DIOS gloria a DIOS por esos grandes hombres q levanto en el pasado no como los muy mencionados teleevangelistas de este tiempo monton de ladrones y falsos profetas aunque no todos debo aclarar pero el hijo de DIOS verdadero q busca la verdad sabe de lo q hablo y podra dicernirlo un ejemplo de falsos de este tiempo es benny him ,cash luna y muchos mas falsos estafadores ,blasfemos q solo predican lo q la gente quiere hoir y no ;lo q deve de oir para q se arrepienta y salgan de las tinieblas a la luz bendita de DIOS . que el SENOR JESUS este con todos aquellos q tratamos de vivir el evangelio como es digno y predicar la verdad aunq duela AMEN