DESPRESTIGIO EN LAS CALLES

¿Que piensa usted si va a un Estadio a ver un partido de fútbol, mucha gente y filas interminables para poder entrar al recinto,y derrepente ve un Hermanito con una Biblia, predicando, o un Punto de predicación?

Si tiene visión lo va a encontrar malo y muy malo un DESPRESTIGIO, ya que la gente sale de su casa con un solo pensamiento ir a ver un partido de fútbol y no que le hablen de Dios, y menos de Arrepentimiento.

Para ellos (los gentiles) esa acción es de un tonto,loco,y des ubicado.

Lo mismo suele pasar: en feria, plazas, supermercados, protestas políticas, etc.

Muchas veces podemos ver en las películas hombres o mujeres con cara de enfermos mentales predicando en las calles; Se burlan de nosotros los Cristianos. PERO NOSOTROS TENEMOS LA CULPA.


Hermano llenese de Dios, orando y ayunando, vista bien, pidale dirección y visión a Dios y luego salga donde Dios lo mande y si DIOS LO MANDA va a tener RESULTADOS, las almas se van a combertir y se van a rendir a los pies de Cristo.

TERMINEMOS CON ESE DESPRESTIGIO QUE ADEMÁS NO HA DADO NINGÚN RESULTADO Y SI NO LO CREE. ¿ Cuantas almas se ha ganado en dichos lugares en todo este tiempo?

1 comentario:

Nano dijo...

¿Le damos vergüenza? La verdad es que es primera vez que me encuentro con un hermano que se queja por eso. Yo pondría más cuidado a la calidad del mensaje que ese grupo de "hermanitos" como ud. lo llama, está entregando. Pero me duele un poco, ya que yo soy parte de esas filas (a veces cortas y a veces muy largas), las que son conformadas en su mayoría por hermanos eternamente agradecidos por la salvación que Dios les ha regalado, y que no saben otra cosa que "gritar como enfermos mentales" las maravillas que Dios ha hecho en sus vidas. Digo que en su mayoría están conformadas por hermanos salvos, porque los que no son salvos, no entienden por qué tendrían que exponerse a la verguenza y el vituperio del mundo.
Bendiciones.
NOTA : ¿Resultados? ¿Efectividad? Busque en la Biblia cuánta gente se convirtió al mensaje de Jeremías, y al mensaje de Noé.